27 junio 2011

Del papel a la pantalla.

Con el fin de darle una faceta distinta al estilo que yo suelo manejar es que me he animado en experimentar con una técnica que a muchos blogueros les funciona, el dibujo. Existen varios blogueros que se dedican a realizar comics como posts, historietas que publican con eventualidad y que merecidamente tienen éxito.
En definitiva no espero ampliar mi participación en esta área, ni mucho menos dejar de escribir mis ideas, ya que ahí es donde me siento más cómodo para desenvolverme. Sin embargo, no está de más cambiar de aires de vez en cuando y hacer algo distinto por lo que les presento lo que será el primer tomo de mi comic.

He de reconocer que no continúo con el entusiasmo con el que comencé esta aventura puesto que se me hace muy complicado llevarlo a cabo. Cada quien tiene su habilidad y la mía no es dibujar. No lo digo por la calidad de mis trazos, sino porque descubrí que hacer una historieta implica un verdadero compromiso de realizar un buen trabajo. Si tomara en cuenta el tiempo desde que me di a la tarea de iniciar esto, pasando por pensar en un personaje, hacer bocetos primarios, el realizar el dibujo en papel, el digitalizar el trabajo, el utilizar las herramientas para darle un toque más limpio y realista, etc; creo que estaría hablando de que me tomó culminarlo en cerca de 3 meses.

Pensaba que era cosa sencilla el dibujar, escanear, y editar con los programas, pero lejos estaba de tener idea de lo que me metía a hacer. Se requiere de paciencia, gusto y dedicación, y yo no tengo todo eso, al menos no en períodos prolongados (a la primera media hora ya estaba mentando madres).

Para terminar, descubrí que se necesita de una buena computadora que soporte múltiples programas de edición; que tenga muchísima memoria RAM. De ahí casi puedo asegurar que Walt Disney empezó dibujando a Mickey Mouse con una computadora de más de 50 Gb en RAM, y esto lo digo porque yo con 1 Gb que tengo en la computadora del trabajo se me realentizó el sistema en repetidas ocasiones cuando ya estaba cargada la imagen con cientos de capas.

Otro punto es que NECESARIAMENTE se necesita de conocimientos de diseño y manejo de programas para tener un buen desempeño en esta técnica. Y quizá se burlen pero yo no los tengo, y sin mentir les cuento que utilicé Paint.Net, Photoshop, GIMP y MS Paint. Sí, los 4 utilicé para realizar diversas acciones porque no sé utilizar ninguno en su totalidad pero sí me sé una que otra mañana en cada uno de ellos. Y a pesar de que algunas personas me orientaron para hacer cosas que no sabía como, quiero reconocerme que yo solo descubrí muchas cosas y pude realizar todo por mí mismo sin que nadie interviniera directamente. Gracias a los que aportaron y me echaron la mano.

Me queda felicitar a los que se dedican a este pasatiempo ya que en carne propia puedo decir que no es nada fácil, pero lo que sí te deja con satisfacción es comparar tu primer boceto con el resultado final y te hace ver que el esfuerzo tuvo un mérito.

No sé si me queden ganas de hacer futuros episodios porque en verdad noté que es cansado y un proceso lento para mí, pero al menos quise dejar en evidencia de que tuve la oportunidad de realizar exitosamente aunque sea un primer capítulo piloto.

Con ustedes: The Novak Show.

¡Disfrutenlo! (es sarcasmo)



Pd: Odio las malditas capas de cualquier editor de imágenes.

Pd 2: Odio que MS Paint tenga pocas herramientas.

Pd 3: Odio Photoshop.

13 junio 2011

Consiguiendo una mascota (Parte 2)

En el post anterior ya venía platicándoles que las mascotas no van conmigo. No es de mi agrado el tener contacto animal, y por ello no tengo necesidad de compartir amistad con estos pequeños seres. También les mencioné mis puntos los cuales considero porque es inútil tener alguna, en realidad no hacen nada por nosotros. Pero no todo está perdido, ya que luego de pensarlo bien, sí hay un animal entre toda la fauna a la que le daría esa oportunidad de ofrecerle un espacio en mi hogar.

¿Pueden adivinar a cual me refiero? Así es, al mono.

Piénsenlo un segundo, es un animal muy inteligente, fácil de amaestrar y es el único que posee extremidades realmente útiles (para nosotros). Sea cual sea el tipo de primate que gusten adoptar (simio, gorila, chimpancé, orangután, mono araña, etc) es una garantía que le sacarán provecho en comparación a cualquier otra mascota.

A continuación, algunos de los puntos por los que me inclinaría a comprarme un mono como mayordomo, digo, esclavo, digo, como mascota.

El mono puede ser amaestrado para que les traiga las cervezas del refrigerador; el perro no. Y aunque por ahí se dice que también pueden aprender a realizar esta hazaña, que asco beber cerveza de una botella babeada por un perro ¿no? Punto para el mono.

El mono es capaz de reír e incluso aplaudir sus chistes (por malos que sean), y aunque sabemos que no lo entenderán, al menos harán como que sí; cosa que nuestras parejas de hoy en día no se toman la molestia de hacer. A todo esto, el perro solo te mueve la cola. Punto para el mono.
Ok ok, aquí está el video del chimpancé aplaudiendo.

Pueden llevar a su mono a una fiesta elegante y vestirlo mejor que a muchos de los que asistirán a dicho festejo. Al perro solo le pueden poner una camisetita que diga: "I hate cats". Punto para el mono.



No necesitas darle de comer al mono (sin albur), él solito puede servirse solo ya que TIENE UN PAR DE MANOS. El perro te hace agujeros en el jardín para desenterrar su hueso. Punto para el mono.




Y ya que hablamos de comida, a su primate lo pueden mantener a base de puros plátanos que bien pueden comprar en el miércoles de plaza de la comer. El perro necesita de su Purina Dog Chow que cuesta alrededor de $200 la bolsa. Punto para el mono.

Al mono le ponen un pañal y se olvidan de limpiar sus desechos y que éstos terminen regados por toda la casa. En cambio, cualquier mascota de cuatro patas que tengan, requiere de atención sanitaria, sin olvidar las mentadas de madre que dan por haber ensuciado su alfombra. Punto para el mono.

En cuanto a inteligencia, se dice que un delfín posee más que cualquier otro animal, pero, seamos realistas: ¿quién carajos tendría un delfín en la sala de su casa? Punto para el mono.
Plus: Los monos son tan inteligentes que los mandan a misiones al espacio. El perro sabe hacer el muertito.

Tener un león en casa, garantiza que ningún amante de lo ajeno se atrevería ni siquiera a mirar que se puede llevar. ¿Pero correrían el riesgo de ser el "antojo del día" de su león? Y si no les llegara a comer, ¿pagarían la cantidad de 6 kilos de carne que come al día en promedio? Punto para el mono.

Si hablamos más de seguridad, un chimpancé puede llegar a aprender a portar armas. El gato puede llegar a arañar ante el peligro. Punto para el mono.


¿Necesitan de muestras de afecto? El mono sí te puede dar un abrazo de manera literal. Las víboras ¿qué? Comparen ustedes mismo, queridos lectores:

Nice try fuckin cat.

Punto para el mono.


Un mono se puede echar unos tabacos con ustedes mientras juegan un partido de Poker por la noche. Punto para el mono.




A los monos les gusta la Coca-Cola. Solo por eso... PUNTO PARA EL MONO, GOEIS.

Plus: Los monos toman con elegancia de la botella. El perro... pues el perro toma así: video.

Los monos no tiene pulgas porque se las quitan ellos mismos. Los perros son tan inútiles que llegan a morir por no poder. Punto para los monos.

La única advertencia es que POR NADA DEL MUNDO vean juntos la película "El planeta de los simios", para eso de no meterle ideas.

Y si les da "cosita" que les toquen los monos con sus manos peludas, tan fácil como ponerles unos guantes ya que, si hay guantes para monos, bueno, no, pero igual le quedan la de los humanos. Punto para el mono.

Creo que ya he defendido bastante mi punto de vista, y creo que si lograré convencer a muchos de ustedes de que son la mejor opción.

Dicen que mejor un perro que me ladre, pero yo digo que mejor un mono que me aplauda.
La verdad los monos me dan asquito. Verlos así tan llenos de pelos, eww, quizá con una buena depilada las cosas cambien, pero de no ser así, igual y le ponemos un disfraz ¿no creen? Pudiéramos conseguir un disfraz como el de Margarito y a ver si el impacto es menor. Aunque honestamente, Margarito también me da asquito ¿A ustedes no?

No tengan la menor que con cualquier macaco que ustedes decidan adquirir serán populares (al menos ellos).

Eso es todo, y ya saben, no compren mascotas, cómprense un mono.

08 junio 2011

Consiguiendo una mascota (Parte 1)






Hacía un análisis el otro día sobre la mejor mascota que una persona puede tener y ciertamente no encontraba algo que me convenciera el llegar a tener una. Algunas personas optan por tener un clásico perro, o un gato. Algunas prefieren algo discreto como un pez, un ave o una tortuga. Otras más optan por algo extravagante y poco común como reptiles, insectos y roedores raros.
¿Y todo para qué? ¿cuál es el objetivo de tener una mascota inútil que no se sabe valer por sí misma y hay que alimentarla y cuidarla?

Yo creo que los que gustan de tener mascotas andan malitos y escasos de afecto y necesitan de animalitos para sentir un poco de ese amor que no obtienen de nadie mas. ¿Ven? dije, aniMALITOS, de entrada empezamos mal.

Analizaré unas cuantas mascotas para tratar de entender su lógica de adquisición y vemos entonces si me convencen en comprarme una.

Hablemos primero de las mascotas más pequeñas. Algunos locos creen que tener una tarántula encerrada en un cubo de cristal es algo de admirarse; y ahí la tienen, no más de exhibición, sin hacer nada. El pobre animal con sus chingosmil pares de ojos, viendo siempre lo mismo a sabiendas de que no pasará más allá del cristal.

¿Peces? Claro, también son populares, son bonitos, muchos de ellos caros, y sirven para... para... pues para adornar una habitación. Sinceramente preferiría adornarla con un CUADRO DE PECES, y me ahorraría las preocupaciones de alimentarlos y de cambiarles y limpiarles el tanque con frecuencia. Para terminar de joder, no podemos decir que los alimentamos para que queden bien gordotes y al paso de un tiempo nos los comamos bien fritos en compañía de nuestra cerveza favorita, y esto porque muchos de los peces "bonitos" no son comestibles. En todo caso, mejor tengan una gallina como mascota, a esa si se la pueden comer. Y no olviden invitarme cuando eso pase.



Roedores, no no no. Aquí se presenta gran variedad de ellos. Los hay desde pequeñitos hasta panzones y obesos. Yo no entiendo como es que a la gente le gusta tener animales portadores de gérmenes, ya que, o sea, un hamster, curi, cuyo y demás parecidos vienen de la familia de las ratas; sí, de esas mismas que habitan en las alcantarillas y en los basureros. Además son capaces de adquirir la rabia y eso ya es de considerar notablemente. No conforme con eso ¿qué es lo que hacen? ¿qué tienen de divertidos? ¿qué trucos hacen? Ah claro, saben dar vueltas en su ruedita (cosa estúpida porque se la pasan todo el día con eso, bien pinches "vigoréxicos" y no más no bajan de peso) y saben recorrer laberintos, ¡bien losers!

¡Órale botijón! A correr.


Tortuguitas, tan graciosas y tan... ¿verdes? Las tortuguitas pueden parecer tiernas e inofensivas pero de ahí no saben hacer nada más. Se la pasen en sus rocas artificiales viendo con ojos de hueva toda la vida. Van a paso lento y ni siquiera las puedes acariciar porque luego luego se meten a su caparazón. Menos mal supieran artes marciales e hicieran torneos los sábados, pues bueno, así valdría la pena tenerlos; o que bailaran breakdance y que hicieron el paso de "la tortuga" girando a 60 revoluciones por minutos sobre su caparazón al ritmo de música rap, pero no, tampoco eso saben hacer las estúpidas.

¿Rafael o un Fake?


Víboras, oh sí, a los excéntricos y salvajes les gusta tener víboras como mascotas. Es una mascota inusual y ¿bonita?, bueno, eso depende de los gustos visuales de cada quien. Lo único que puedo destacar de una víbora es que a la hora de alimentarla deber ser todo un espectaculo. Ya imagino yo metiéndole un pequeño ratoncito dentro de su "pecera" mientras acerco una silla, saco las palomitas y disfruto de la función de la cazería. Por otra parte, aunque aseguran que no atacan y que se les puede acariciar, no creo que eso las ponga contentas. El hecho de que muevan su cola no es por felicidad, no son perros, no mamen. Y ni quien quiera tener una mascota que te anda sacando la lengua cada que te acercas a saludarla y a ver como está. Digo.

Al igual que todos estos animales que antes cité, ha de ser deprimente estar encerrado todo el día viendo pasar su vida dentro de 4 paredes transparentes. No sean culeros con los animalitos, chavos.

Pasemos a las mascotas más grandecitas. ¿Qué les parece hablar de los conejitos? Aww, tan tiernos los condenados conejitos ¿cierto?, pues sí, estoy de acuerdo con que son lindos y coquetos, pero apestan tan feo como la boca de aquél compañero de secundaria que todos alguna vez tuvimos. Comen mucho, defecan mucho y no muestran rasgos de felicidad, apatía, tristeza, ni nada. Son unos pinches insensibles esos animales. Además se corre el riesgo de pisarlos por la noche sin que uno se de cuenta.

Tejones, urones, comadrejas, y similares. Son como ratas pero de mayor tamaño. Gustan de roer por toda la casa dejando bacterias de sus cochinas patas por todos lugares. No sé ustedes pero yo soy muy higiénico y no me gusta la idea de ver que un animal ya se acostó donde yo voy a comer o dormir. Aquí también se puede mencionar a las feísimas iguanas pese a que son reptiles. No solo no pueden estar encerrados estos animales, sino que estos sí tienen cambios de humor y pueden llegar a morder. Si a mi me llega a morder un urón o un tejón, yo lo tomo por la cola y lo estrello contra la pared hasta que me canse nomás para que se le quite.

¿Algunos de ustedes tienes pajaritos en sus casas? De esos que se la pasan cantando y sintiendo que la vida es hermosa porque trinan y trinan sin cesar. Admito que hay infinidad de especies de aves y que muchas son de plumajes admirables. Otras por su canto es por lo que nos roban nuestra atención; pero una vez más ¿qué hacen? NADA. Se la pasan paradas (porque tan inútiles son que no se pueden acostar) en un pinche palo y nada más comen y ensucian, es todo. Para colmo no pueden andar sueltas porque la mayoría no tiene la suficiente inteligencia para entender que nosotros somos los que los mantenemos y que si se escapan por la ventana, no obtendrán el calor de hogar que nosotros les damos... esperen, se supone que estoy en contra, no a favor. El punto es que ni siquiera saben hablar, deberían extinguirse.

-Ash Novak los loros si hablan, hasta se aprenden a desir tu nombre y saludan con los buenos dias y asi.
-No, estimado lector de IQ promedio; algunas aves son capaces de repetir fonéticamente ciertas palabras que con la repetición logran aprender. Esto sin embargo, no implica que podrás tener una conversación fluida y cabal con ellas.


Es más, algunos seres humanos aún no dominan esa habilidad de mantener conversaciones entretenidas; yo conozco a varios.

Pasando ya a los más comunes tenemos a los gatos. Es tan común tener un gato que no tiene nada de originalidad, y tan corrientes son que los encontramos por ahí en cualquier basurero deambulando por comida.
Los gatos son por naturaleza más finos y de carácter propio. Un gato puede llegar a ser arrogante, engreído, pretencioso y hasta sarcástico. He visto gatos "mal criados" que se comportan tal cual niños burgueses, así como lo leen. Un gato no necesita tanto cuidado, se sabe valer por sí mismo. Es cierto que es bueno darle un alimento por lo menos una vez al día, pero si éste no estuviera en su plato, él mismo sale a buscarlo. Dentro de lo que cabe, es un animal inteligente, ni como negarlo, pero una vez más, ¿para qué nos sirve un gato?
Si bien he descrito sus puntos negativos, también puedo decir que llegan a ser muy cariñosos y apegados con sus dueños pero de ahí no saben hacer nada por nosotros mas que decir: Miau. Ni siquiera pueden acercarle la bola de estambre que la abuelita usa para tejer porque se ponen a jugar con ella.

Pinche gato mamonsísimo.


Y por último, y sin poder sacarlos de mi lista negra, les tengo a los caninos. Mascotas que se suman también al rubro de los que tienen inteligencia más adelantada que una lagartija o una araña. Dependiendo de la raza del perro, hay algunos muy pero muy inteligentes que inclusive tienen empleos. Sí, debido a su inteligencia notoria y su habilidad olfativa, llegan a ser parte del escuadrón de la policía. Algunos optan por ser bomberos y otros rescatistas. A otros los emplean para el campo y los mandan a acarrear ovejas. Me gustaría ver chanbear a un perro de viene viene o de perro afanador pero creo que no lo veré nunca.
Al igual que los gatos, pueden hallar su comida en caso de que su amo no los atienda. Claro, esto aplica para los perros en sí, no para los pseudocanes a los que llaman "Chihuahuas" que hasta tiemblan con el frío... ¡Maricas!
¿Y qué otras habilidades tiene un perro en el hogar aparte de aullarle a la luna? Si los entrenas, te pueden llegar a traer el periódico y los zapatos, es cierto, pero ¿quién carajos quiere ponerse unos zapatos babeados o leer un periódico mordisqueado?
Son buenos para compañía pero no para darnos soluciones a nuestros problemas debido a su impotencia para hablar.
Son buenos guardianes, cuidan la casa de los intrusos, pero no lo son tanto para cuidar a los mismos hijos de los dueños. Ni loco pondría a mi hijo bajo el resguardo de un asqueroso perro que en cualquier momento puede perder la cordura y atacarlo y comérselo como postre. Hay gente inconsciente que no le toma importancia a estos hechos y descuidan a sus mascotas y a sus hijos, obteniendo como resultado en algunas ocasiones algunas desgracias.

Mirad para que vosotros convencéis por sí mismos

Ya he hablado mucho de las mascotas y ninguna me convenció para que la adopte pero en el próximo post les voy a comentar de una que puede que sí sea de mi agrado, así que esperen en breve la continuación a este pseudo reportaje.

¿Ustedes pierden el tiempo con alguna mascota? ¿Cuál? Compártanlo sin pena.



03 junio 2011

Sueños sobre el fin del mundo.



En días anteriores todos estuvimos enterados de la posibilidad de que nuestros días finalizaran, y al final nada sucedió. No conformes con eso, ya hay una nueva fecha para el dichoso fin del mundo, el cual aseguran que ahora sí se cumplirá la macabra profecía, así que habrá que esperar con qué pretexto se justifican el que no volverá a suceder nada.
Mientras la gente se pone como loca con estas noticias apocalípticas, otros disfrutamos y hacemos chascarrillos sobre el tema; al fin que todo hay que tomarlo con humor.
Sin embargo, aunque yo no crea en estas profecías, no estoy excento de que en mis sueños se desate mi imaginación y me cree un final de existencia muy peliculesco.

Esto es lo que soñé anoche:

Parecía ser una noche común y corriente cuando me fui a dormir. Recordé mis pecados del día y justo cuando quería arrepentirme de ellos... me quedé dormido.
De pronto desperté y escuché ruidos en mi casa. Salí de mi habitación y había una fiesta familiar en donde todos estaban ya pasadísimos de copa. Como recién me había despertado, no tuve intención de unirme a la pachanga por lo que decidí salir a tomar aire fresco.
Salí a la terraza de mi casa a respirar el aire de madrugada mientras me tomaba un poco de agua. Alcé la mirada al cielo en busca de la luna y fue donde mi sueño comenzó a ser emocionante.

Un pequeño objeto cuadrado atravesaba el cielo ante mis ojos y yo no lo podía creer. El objeto avanzaba a velocidad media mientras que se perdía y aparecía entre las nubes. Lo primero que me vino a la mente fue que se trataba de un satélite, puesto que es común verlos por las noches despejadas. Pero lo que me llamó la atención era que aunque a esa distancia se apreciaba pequeño el objeto, nunca había visto un satélite del tamaño y forma del que estaba viendo. No tardé en apreciar otro objeto similar, y luego otro. Eso ya era raro.

Cuando menos lo esperé el cielo se iluminó en un tono naranja y rojizo y miles de pequeños objetos similares invadían el espectro. Grandes bolas de fuego se desataban ante mis ojos, y cada vez más y más objetos se pastoreaban en direcciones erráticas y al parecer sin curso. Me asusté, ciertamente.

Ante mi impresión, me fue inevitable sostener el vaso que traía en la mano y lo solté, rompiéndose en el piso y haciendo un pequeño ruido lo suficientemente estruendoroso como para llamar la atención de los invasores. Y sí, lograron avistarme desde lo alto y me apuntaron a los ojos con poderosos (y molestosos) rayos láser como de esos que venden en las ferias y cuestan $50.

¡Hijos de su madre! Ya me vieron. -Expresé. Y creo que hasta tuve una leve incontinencia, pero creo que más bien fue un poco del agua que me cayó encima.

Entré apresurado y corriendo a mi casa. Lo hacía con las manos levantadas y corría en forma de círculos y dándome de golpes con la pared. ¡Qué! No me lean así; cada quien se espanta ante una invasión extraterrestre como quiere ¿no?

Fui hacia donde estaban todos en la fiesta y grité: ¡No mamen! ¡Nos están invadiendo los extraterrestres! A lo que ellos sin hacerme caso seguían disfrutando de sus bebidas embriagantes y riendo como idiotas. Entonces me enojé y les volví a gritar pero un poco más fuerte: ¡NO MAMEN! ¡NOS ESTÁN INVADIENDO LOS EXTRATERRESTRES! Y entonces fue que me robé su atención y un profundo silenció nos arropó hasta que unos de mis tíos presentes dijo: ¡Saluuuuuuuuuu! Acto al que todos se sumaron, brindaron y siguieron bebiendo.
Como era inútil el intentar dialogar con borrachos, me dirigí hacia la ventana a ver como seguía la situación. Pude ver como el panorama era el mismo. Luces rojas y pequeñas explosiones se miraban desde abajo. Una navesota así bien grande como del tamaño de una nave invasora gigante a punto de darle en la madre a un inofensivo planeta, lideraba a las naves pequeñas. Traía muchas luces de colorcitos y pareciera que promocionaba algo porque en verdad llamaba la atención. Sabían que los observaba porque nuevamente me apuntaron a los ojos con un rayo láser.

Cerré rápidamente mis ventanas ante el temor de quedar ciego y quise intentar una vez más el advertir a los de mi casa. Tomé por los pelos a un tío, me acerqué a la ventana y le dije: Mira recabrón, ¿ves eso que está ahí arriba? ¡pues ya nos llevó la chingada!
Mi tío vio entonces lo que estaba pasando y fue a alertar a los demás.
Yo corrí al televisor para sintonizar a López Dóriga a ver si tenía noticias de lo que pasaba, pero no lo encontré. Cambié de canales a lo tonto pero la barra de programación era la habitual. Al parecer no en todo el mundo se estaban dando los avistamientos. Entré en pánico y corrí a apagar mi módem inalámbrico ante la posibilidad de que se infiltraran por la WiFi y nos quiera dominar o algo. Bueno, así lo soñé. Encendí de nuevo la televisión y vi que en otras partes del mundo ya estaban atacando y destruyendo las ciudades. Quise prestar atención a lo que decían en CNN pero la señal se distorsionaba mucho y me salía un mensaje: Estimado usuario, le recordamos que por falta de pago le estamos reduciendo la cantidad de señal de su video. Para solucionar este problema, favor de pasar a realizar su pago correspondiente del mes. Gracias.
¡Lo que me faltaba!, no pagamos el cable a tiempo ¬¬

Mientras discutíamos el porque demonios no se realizó el pago, volvimos a la realidad del asunto cuando escuchamos que en nuestra terraza nos aventaban fuego. Creo que querían quemarnos vivos.
Ya todos serios, crudos y bien cuerdos de lo que pasaba... nos pusimos a temblar y a llorar ante la situación. Como siempre, yo tuve que ser el valiente y decirles: No se pongan así, unos mugrosos aliens no van a venir a matarnos sin que les demos lucha.
Animé un poco a mi familia y comenzamos a buscar armas para poder combatir cuerpo a cuerpo. A uno se le ocurrió que sería buena idea hacer bombas molotov, pero que ante falta de gasolina no era tan buena idea. Otro dijo que sí las podíamos hacer con las botellas de alcohol que se estaban tomando, pero otro más dijo que ya no quedaban botellas llenas ya que casi se las acababan todas.

Mientras dejé a cargo a mi "infantería", intenté enviarle un correo a mi novia para informarle de lo que sucedía y preguntarle si ella estaba pasando por lo mismo. El correo no salió. Me dije: ¡Madres! ¡Nos han cortado el Internet esos malditos! ¡Ahora sí es el fin del pinche mundooooo goeeeis! mientras corría en círculos, con las manos levantadas y dándome golpes en la pared. Luego recordé que fui yo quien había apagado el módem momentos antes ¬¬.

Justo cuando le di enviar a mi correo, toda energía eléctrica se colapsó, absolutamente todo dejó de funcionar.

Nos quedamos a oscuras y escuchábamos como las naves iban aterrizando en el patio de mi casa. No no no, que pinche miedo, ustedes nunca han sentido un miedo así, ¡se los aseguro! Se podía escuchar como en los techos se iban formando como si fuesen agentes federales allanando mi casa porque ahí se vendiera droga. Ya nada quedaba por hacer más que luchar hombre contra alienígena y que ganara el más fuerte.

Ya me veía yo picándole los ojos, haciéndoles un ¡PUM! ¡CUAZ! ¡POSH! ¡ZAP! y demás efectos de golpes de cine barato cuando... desperté.

¬¬'

Me quedé con las ganas de salvar al mundo y ser el nuevo rey :(

Como dije, seguramente mi sueño se debió a los recientes acontecimientos sobre el fin del mundo y que la noche anterior visualicé el video de como el transbordador Endeavour cruzó nuestra atmósfera yucateca unas noches atrás. Evento que también me perdí ¬¬

Me hubiera gustado terminarles de contar el sueño pero me desperté antes de que les diera su merecido a los invasores. De todas maneras ustedes ya saben que en todas las historias siempre gana el guapo.

No me quejo de lo que soñé, en verdad era tan real, en verdad sentí miedo, en verdad me veía tan guapo. Disfruto mucho de soñar sobre invasiones alienígenas ya que no es la primera vez que lo hago; este fue como mi cuarto o quinto sueño sobre ello.

Espero algún día también poder soñar que lucho con la resistencia liderada por John Connor y que juntos derrotamos a los T-800 y a Skynet. También me conformaría con soñar que estoy en un bar y le gano a las vencidas a un robot de esos y me quedo con sus lentes de sol y el respeto de todos los presentes. Seguramente me vería muy guapo.