29 marzo 2012

Ahora fue sobre narcos



La pesadilla que tuve hace apenas unas horas, pinta para ser la pesadilla del año. Hubieran visto la cara de terror que se dibujaba en mi cara; hasta creo que lo guapo se me opacó mientras estaba soñando.

Les contaré. Todo comenzó cuando...

Estaba de visita en casa de mis papás. Recién había llegado porque tendriamos una cena familiar ya que tenía tiempo que no los veía. Para mi sorpresa, el único que se encontraba en la casa descansando era mi papá, ya que, mi hermana aún no regresaba de una reunión a la que asistió, y mi mamá estaba por llegar de un viaje. Mientras esperaba a que llegaran, mi papá me sugirió ver una película que estaba a punto de iniciar. Yo gustosamente acepté.
Iba comenzado la película cuando sonó el teléfono. Yo contesté.
La voz de una señorita muy amable preguntó por mi papá por lo cual yo le dije que él no estaba. Lo que sucede es que él no acostumbra tomar llamadas en fin de semana. Dice que son para descansar. Al fin que le dije que no se encontraba pero que si quería podía dejarme el recado. Acontinuación, me dijo algo que no sabía si se trataba de una broma o una extorsión telefónica de mal gusto.
La voz, muy centradamente me dijo algo así:
-Le hablo de parte del cartel de (no recuerdo que estado me dijeron). Sabemos que el señor fulanito de tal posee la cantidad de $600,000 en bienes y nosotros los queremos. Seré breve, así que infórmele que para mañana queremos que tenga esa cantidad en efectivo ya que nosotros pasaremos por el dinero al medio día. Es inútil dar parte a las autoridades ya que sólo entorpecerá nuestro negocio y ustedes saldrán perdiendo. Sólo tiene que sacar el dinero del banco y nosotros lo recogeremos y ustedes seguirán con vida. Es simple. De lo contrario, de no tomar con seridedad esta llamada... mataremos a toda su familia. Un grupo fuertemente armado estará vigilandolos en la puerta de su casa por lo que no podrán huir. Coopere y todo saldrá bien. Quedan avisados. -Luego me colgó.

(Tal cual siempre he dicho, el día que me toque una llamada de estas, me voy a dar una divertida enorme porque no soy tan tonto como para creer en este tipo de estafas. Para empezar, en mi estado, el supuestamente más seguro del país, no suceden estas cosas por lo que si me llegara a tocar algo así, seguramente me burlaría de la persona que me intente tomar el pelo. Tal cual sucedió en esta grabación que escuché hace un tiempo.
Sin embargo, en mi sueño, algo me dejó inquieto.)

¿Quién era? -preguntó mi papá. Una señorita diciendome que, o le depositas $600,000 o nos matan a todos. Y que es para mañana. -le dije. Nos quedamos viendo unos segundos y luego comenzamos a reír como si nos hubieran contado el mejor chiste del mundo.

Pero en eso, escucho el rechinar unas llantas. Me dirijo a la ventana y veo como se pega una camioneta a la orilla de la banqueta del cual descienden varios sujetos con escopetas, rifles snipers,  granadas y demás armamento como para iniciar una guerrilla. La piel se me eriza. Cierro rápidamente la ventana y sigo observando a través de una rendija por la cual me fijo de lo que sucede afuera de la casa. A juzgar por sus apariencias, eran unos narcotraficantes. Lo supe porque tenían el cabello largo; usaban mezclilla desgastada y sucia; cinturones de piel; botas; lucían bigote tupido, como rancheros pues. Además, la gran mayoría utilizaba playeras tipo polo; ya saben, como narcos.
Fue ahí donde imaginé que no era una broma lo de la grabación. Que estábamos corriendo un serio peligro. La adrenalina se apoderó de mí al igual que mi hormona adrenocorticotrópica. Mi sistema límbico se vio alterado, provocando que mis funciones motrices se vieran pausadas y acomplejadas. Mis vasos sanguíneos rebosaban de desesperación y preocupación. Mi amígdala cerebral colapsó, enloqueció, se paniqueó, y descontroló. Como resultado, mi hormona antidiurética se vio afectada, orginando una desproporción en mi resistencia vascular periférica; o sease que mi presión se disparó, comencé a temblar, sudar y esos efectos tradiconales que ya todos conocemos. Inclusive me dio un poquito de hambre pero en realidad no sé si se debía a lo que estaba experimentando.

Es probable que mis escasos 5 lectores (en promedio, ya que pueden ser menos) me vayan a mentar la madre por esto pero, no recuerdo a gran detalle parte del sueño. Aún así que fue una pesadilla bastante detallada y "emocionante", ahora que intento redactarlo, no logro descifrar bien la historia por lo que no tiene caso seguir con ello.

Pero lo que sí les puedo comentar, que fue lo que motivó a escribir mi entrada, es sobre mi comprensión ante un caso como este en la vida real. Como les dije, vivo en uno de los estados más seguros del país y la verdad no tenemos preocupaciones de que algo como lo que soñé pueda llegar a hacerse realidad.
Una vez ya viví un momento comparado con esto. Recordarán lo que me sucedió en tierras norteñas hace poco más de un año. Mientras vivía el asalto a aquella tienda, muchos pensamientos pasaron por mi cabeza y entre esos pensamientos pensé que quizá podría morir en ese instante por ser un testigo de lo que ocurría. En aquella ocasión no sentí miedo al grado de aterrorizarme y llorar. Fui más frío y pensé inclusive en trazar una salida rápida en el caso de que me dijeran: "Hey, tú, morro, vas a morir por mirón". Pero en mi sueño fue diferente y por mucho. Quizá porque ahora estaba acorralado y rodeado por matones dispuestos a jalar el gatillo en cuanto recibieran órdenes. Además, no sólo pensaba en mi bienestar sino en que mi familia podría morir.

Dos cosas importantes obtuve de este sueño tan peculiar que tuve. La primera, es que mi familia me importa más de lo que creía (espero nunca lean esta entrada o se aprovecharán de este cariño). Al saber que, si mi papá no les paga los matarían, viví un terrible escenario donde los veía acribillados por armas automáticas disparadas por malvivientes. Sentí impotencia de no poder hacer nada para salvarlos. ¡Malditos! (mi familia), tienen la fortuna de que los quiera un poquito después de todo.
La segunda cosa con que reflexiono es que sí yo pasé por estas penas en un simple sueño y me desperté super sacado de onda para darme cuenta que no era cierto, me compadezco de los que viven en carne propia por algo como esto. ¿Hasta dónde vamos a llegar con todo este crimen organizado con el que vivimos? Nótese que inclusive, su terror, llega a lugares inclusive donde aún no comienzan a operar. Y apesar de que fue una simple ilusión, no le resta mérito el que a como están las cosas, las garras de estas escorias estén llegando a lugares que antes no.
Siento un total desprecio por estos culeros que se dedican a matar por dinero. Matan sin importarles nada porque carecen de valores, de principios, de un poco de compasión. Les hablo a ustedes, malditos pendejos narcos de $3, CHINGAN A SU MADRE por hacerme soñar pendejadas :(
Naaaaa; al fin que en la vida real yo sí venía salvando a todos y quedándome con la más guapa. Pero sí, odio a todos los que se dedican al oficio del narcotráfico, pinches pitochico.

Un poco más sobre mis otros sueños húmedos fumados.



*Este post va dedicado a todas esas personas que en otras tierras realmente violentas, han vivido cosas parecidas e inclusive han perdido a sus seres queridos o la vida misma. Es lamentable que me de cuenta a través de un sueño, de lo feo que existe en la realidad del país. Uno no lo sabe hasta que no lo experimenta, así sea por medio de un sueño que se siente tan real.
A todas esas personas, les dedico mi post.

3 Comentarios:

...Diana... dijo...

Que feo sueño. Es la cruda realidad, imagínate, vives en un estado seguro, y yo doy gracias cada día por despertar viva, no tengo ningún vinculo con nadie del narcotráfico, pero con el simple hecho de vivir por acá, me puede tocar y a mi familia también. Ya matan gente que no la debe, ya con cualquiera se desquitan. Dicen que ahorita la SEMEFO está llena. Ya sabrás.

Besos.

Cuetzpallin dijo...

Me estaban contando justo ayer, que en Juárez están por abrir un hospital de Psiquiatría porque hay mucha gente super dañanda de los nervios por la situación que se vive. La verdad no me causó gracia, me parece lamentable el punto al que llegamos, que la gente tenga tantísimo miedo y todo por culpa de unos ca..nijos que no tienen respeto ni por su madre.

Me da mucho coraje por esta situación y también le doy todo mi respeto a esas personas que viven de cerca este asunto tan feo y aún así, con todo y miedo, siguen adelante.

Ches cosas de la vida tan feas.

elemedrec dijo...

Ps que bueno que andas soñando esas cosas, que te sirva para que trates mejor a los tuyos. Luego ni les dices que los quieres ni nada, posoye.