30 agosto 2013

Existen prioridades


El día de ayer por la madrugada platicaba con alguien quien me comentaba que se encontraba muy triste porque acababa de ver un video por televisión donde unos animalitos habían sido maltratados. Inmediatamente pensé: "Dude, ¿qué tan jodido está el mundo que a muchas personas les importa más el maltrato hacia los animales que lo que le sucede a la humanidad?".
Y no es que esté hablando mal de esta persona en particular ni de cualquier otra que adore a los animales, yo los respeto a todos por igual, es sólo que, no mamen: ¡¿Cómo se pueden estar preocupando por cosas tan inferiores cuando en Siria, por ejemplo, en estos momentos están viviendo un infierno donde la guerra ha arrebatado la vida de más de 100,000 personas?!, ¡cien mil!
 ¿Acaso no leen los diarios? ¿Acaso no ven las fotos publicadas de las  filas de cadáveres de niños apilados en la calle? Donde miles de familias han sido destruidas, y las que quedan, viven atemorizadas por los ataques químicos a los que están expuestas.
 Ustedes los "animal lovers", la verdad que no los entiendo; su argumento de siempre es que los animales no se pueden defender; pues adivinen qué: ¡tampoco esas pobres personas en medio de una estúpida guerra lo pueden hacer! 
 Y no confundan mi apatía hacía los animales con mi falta de consideración hacia ellos. Reconozco la importancia de protegerlos así como también respeto la vida animal y estoy en contra del maltrato hacia esta especie; es sólo que no puedo creer que hayan personas que se clavan mucho en este tema cuando hay cosas obviamente más importantes por las que se deberían preocupar o al menos mostrar un poco más de respeto.

 Aquí les dejo un video que de verdad parte el corazón. Se trata de una niña que, tras el ataque químico de la semana pasada, fue encontrada y llevada a salvo y cuando aún se encontraba en estado de shock la pobrecita gritaba "estoy viva, estoy viva...".


 Lo más triste de todo esto es cuando sale a luz un nuevo video de un perro o gato ultrajado y las personas se escandalizan, se horrorizan, se enfurecen. Desean la muerte del ejecutor, deseando agonía y dolor a los responsables. Desean justicia animal. 
Pero si sale la nota de 100,000 personas muertas en una semana a causa de una guerra; 15,000 personas muertas por el virus del SIDA; 2,000 personas que se han quedado sin hogar por alguna inundación; o que 3 millones de niños... ¡niños! mueren al año en África por el hambre, a ellos nos les importa, les vale madre...

 A este punto hemos llegado como seres humanos. Vivimos en un mundo en donde preferimos más a los animales que a nosotros mismos

Repito, no estoy en contra de los animal lovers, la verdad es que cada quien puede valorar más lo que le plazca; únicamente me dieron ganas de escribir esto porque ayer uno de ellos me dijo que soy un insensible y pues la verdad no creo que esa persona tenga el valor cívico, moral o hasta espiritual, para decirme que no tengo sentimientos sólo porque yo sí siento más tristeza y lástima por cosas que en verdad preocupan como lo son las personas.


6 Comentarios:

Alexander Strauffon dijo...

Cuando se trata de personas, desconfío de quienes se polarizan, ya sea de un lado o del otro. El ultraoptimista vs excesivamente negativo, la abnegada dejada vs la feminista iracunda...

Y respecto a los animales no es la excepción. Quien carece de empatía y lastima a un animal es efectivamente alguien nocivo a la sociedad, y es mejor mantenerle a raya. No es alguien digno de confianza si muestra tales rasgos. Por otro lado, los que tienen esa fijación sobre los animales también están inconscientemente diciendo algo.

Hay muchas formas de desocialización y de falta de empatía, no solo la vía activa-hostil, sino esa otra, la pasiva-victimizadora que en realidad esconde rabia y desubicación.

Y de los problemas que mencionas, pues qué puedo decir... me parece triste, e injusto. Y espero, por soñador que se lea, que la enfermedad y la destrucción algun dia lleguen a remediarse. Que se encuentre la efectiva solución para ambas y se les extinga.

Novak dijo...

Nos hace falta una epidemia para que escarmentemos.
Gracias por tu muy bien y apreciado comentario. Tú siempre tan fiel a mis posts.

Saludos.

aLe dijo...

En eso estoy de acuerdo,no entiendo a quien pone a los animales antes que a todo y se enojan porque no te sientes impactado por el vídeo que se sube a FB y el maltratador de perros y gatos del día.
¿Y los niños y la gente?
No se puede ir por la vida así,con las prioridades tan mal ubicadas.

✿мαяє dijo...

Exacto, no me explico tantísimo amor por los animales. No es algo que esté mal, pero sí, hay que tener prioridades.

Esos animal lovers, de repente me caen muy mal. Ah sí, Susto te dice: ¡Meow! :3

Por último, espero un día (y sé que es mucho esperar) se acaben sus pinches guerras estúpidas, es demasiado inhumano, acaben con vidas inocentes y no veo por ningún lado que el mundo esté mejor.

Diana. dijo...

Estoy de acuerdo contigo, totalmente.

No me considero amante de los animales, pero al igual que los seres humanos pensantes y conscientes de la problemática, estoy en contra del maltrato a cualquier ser vivo.

Pero... ¿cómo sensibilizarte ante un animal herido o muerto cuando hay miles de personas en extrema pobreza y que están en medio de alguna guerra y que se las está cobrando con la vida?
Una vida que se nos regala y que no sabemos cuando se nos quitará.

Yo al menos preferiría ayudar a mi prójimo.

No es crueldad, es realidad.
Y al igual que la minoría, creo o espero que algún día todo eso se acabe. Aunque no me toque verlo.

Abrazo.

Diana. dijo...

Por cierto, muy buen post.