08 agosto 2016

Escuadrón Suicida tras la verdad


Llega el fin de semana y sin nada que hacer en realidad después de una noche fallida en el intento de embriagarme, sólo se me ocurre ir a ver Suicide Squad. Aquí va mi pseudo reseña.
No entré a la sala con mucha emoción pero tampoco con mucha negatividad, lo hice con toda la neutralidad posible para poder emitir un juicio con la plena justicia que se merece la cinta en cuestión. No omito mencionar que sin ser aficionado a los comics y que antes de que nos atiborraran con los promocionales de esta película, desconocía a personajes como Slipknot, Killer Croc o al mismo Deadshot quien se robó la película después de todo (claro que no, la que más brilló fue  Harley Quinn  OF COURSE).
Bien, como un espectador promedio que no es un nerdy de las historietas, lo único que buscaba era disfrutar de un rato de acción, balas, explosiones y, obvio, de Margot Robbie en su papel de villana. Y que quede claro que la güereja no me parece tran atractiva, pero le pones un putishort, un poco de talco en la cara, unas tierna colitas tipo chilindrina y con un bate para romper cráneos como lindo accesorio y pa'qué quieres más, cásate conmigo, bebé.
Y bueno, eso es todo lo que tengo que decir al respecto de la película porque en realidad no se merece tanto reflector como la pintaban. Sí, te entretiene y te saca un par de sonrisas (viendo las piernas de Margot) pero hasta ahí. Por momentos no sabías si estabas viendo a los Cazafantasmas debido a los poderes del villano malo (los otros eran villanos buenos, ¿verdad?) o si veías la secuela de Batman vs Superman. También hay que ser sinceros, la película no es mala. Repito, sí eres una persona que no tiene una puta idea acerca de la historieta y si esta es fiel al papel, sales más que satisfecho del cine (sobre todo si te terminas todos los nachos, las palomitas, mix, las papas Twister y tu refresco de litro).

A todo esto lo que en verdad quería comentar es que ya, ¡basta!, esto de estrenar mensualmente una película de superhéroes, o en su defecto villanos, ya está fuera de control. Sabemos que mientras existan consumidores para lo que sea, la industria no descansará de vendernos y revendérnoslo, porque aquí lo que importa es el dinero y no el arte. La prueba está en un Iron Man 4: el último vuelo, Civil War: El divorcio y la custodia de los niños, Wonder Woman: parte 1.1, Black Widow: una espía de cuidado, etc, etc, etc.
En serio que cuando esto de los superhéroes comenzó era algo novedoso debido a la tecnología actual puesto que nos deja boquiabiertos con escenarios de ensueño y mostrándonos posibilidades que no bastan con imaginarse y que mejor que presenciarlos en una enorme pantalla de  20 metros de ancho. Igualito que cuando empiezas a coger con tu novia en los primeros meses, al principio hasta repites, pero luego de varios meses, aunque le cambies la trama, al final siempre se trata de lo mismo. Ok, mejor no comparemos la películas con mis relaciones fallidas.

Y parece no terminar, he leído que hay demasiados proyectos venideros acerca de seres con poderes sobrenaturales que tendrán su versión fílmica para beneplácito de los comiclovers. Y qué bueno, solo que se la están mamando con demasiadas películas del género que ni al caso. Necesitamos historias nuevas, exorcismos que de verdad den miedo, películas de guerras y destrucción, humor del bueno y no a Adam Sandler en ooootra tonta y ridícula película. Merecemos y exigimos un mejor cine, por lo que cuesta una entrada, creo que nos salen debiendo.

Después de haberme quitado esa espinita de expresar lo anterior, regresaré al trabajo porque no por nada entré temprano sino para otra cosa que es buscar videos de Harley Quinn adelantar mis proyectos laborales.

Hasta pronto.


0 Comentarios: